30 de Enero de 2012

El asegurado no tiene el deber de declarar enfermedad si no es preguntado

La persona que concierta un seguro de Vida no está obligada a declarar si padece alguna enfermedad cuando la aseguradora no le pregunte sobre ese particular en el momento de concertar la póliza. Así­ lo estima la Audiencia Provincial de Murcia, que ha condenado a BANKINTER SEGUROS DE VIDA a abonar a Bankinter la cantidad que tiene pendiente de pagar el asegurado sobre un préstamo que se le concedió y a satisfacer al propio asegurado el resto de capital hasta la cantidad asegurada de 100.000 euros, según solicitaba el demandante.

La persona que concierta un seguro de Vida no está obligada a declarar si padece alguna enfermedad cuando la aseguradora no le pregunte sobre ese particular en el momento de concertar la póliza. Así­ lo estima la Audiencia Provincial de Murcia, que ha condenado a BANKINTER SEGUROS DE VIDA a abonar a Bankinter la cantidad que tiene pendiente de pagar el asegurado sobre un préstamo que se le concedió y a satisfacer al propio asegurado el resto de capital hasta la cantidad asegurada de 100.000 euros, según solicitaba el demandante.

La compañ­a aseguradora se negaba a ello alegando que la enfermedad psiquiátrica que le fue diagnosticada a su asegurado -esquizofrenia paranoide-, y que motivó su declaración de incapacidad permanente, ya la tení­a cuando se firmó la póliza. La sentencia, sobre la que informa ABC y a la que ha tenido acceso la agencia EFE, condena también a la demandada al pago de los intereses devengados por el préstamo que hayan sido satisfechos por el demandante hasta el momento de la extinción del mismo y al pago de las costas.

"No cabe duda de que la aseguradora, para determinar el riesgo cubierto, debe tener datos concretos sobre determinadas circunstancias -dice la sala-, pero ella es la profesional y, por tanto, es quien debe fijar qué datos precisa para hacer la oferta del seguro, conocer los riesgos que concurren y fijar la prima que debe satisfacer el tomador del mismo", indica la sentencia, añadiendo que "la obligación del tomador es la de ser fiel y exacto en las respuestas, no en facilitar datos que no se le piden". Los magistrados añaden que "cuando concertó el seguro renunció a conocer las circunstancias que concurrí­an, y no puede, después de ocurrido el siniestro, tratar de subsanar su negligencia sometiendo entonces dicha declaración al asegurado".

Cómo contactar
  (34) 91 598 62 50
  (34) 91 535 44 80
  info@apcas.es
  apcas
  APCASperitos
  @apcas_asoc
  Mapa situación
Solicitar información
Contenidos web

  Asociación

  Asóciate

  Formación

  Consumidor

  Notícias

  Pericia

  Empleo

  XT50

  TTP

Actualidad

Política de privacidad | Aviso Legal | Cláusula de consentimiento informado | Politica de cookies | ¿Necesitas ayuda?

APCAS 2016