El vehículo

Revisiones del vehículo, periódicas y ante los viajes largos:

  • Luces:
    Comprobar que funcionan todas las luces del coche: posición, cruce, largas, intermitentes, emergencia, freno, marcha atrás, antiniebla traseros y delanteros, (en los coches más modernos puede haber más). Comprobar así mismo que lo hacen con la luminosidad suficiente así como que su altura (reglaje) es la correcta para evitar deslumbramientos a otros conductores o falta de visibilidad para el conductor. Tenga en cuenta que en la mayoría de los automóviles hay que ajustar las luces en función de la carga (pasajeros, maletas y otros bultos).El reglaje de faros es una operación muy sencilla que le realizarán en un taller en un tiempo muy escaso y muchas veces está incluida en las operaciones de los paquetes de revisión y mantenimiento. Si su coche lleva lámparas halógenas tenga en cuenta que su duración estimada es sobre 400 horas. En todo caso el desgaste de una lámpara halógena es detectable a simple vista y más aún por comparación con unas luces correctas. Si puede Ud. mismo realizar el cambio de lámparas, es aconsejable llevar algunas lámparas de repuesto. Si su coche lleva lámparas HID (descarga de alta intensidad) o Xenón, tenga en cuenta que su duración estimada es de unas 2.500 a 3.000 horas. Si su coche lleva lámparas LED tenga en cuenta que la vida útil de una luminaria LED es mucho mayor que las de las fuentes de luz tradicionales, sobre las 50.000 horas.

  • Neumáticos:
    Es muy importante mantener el control de la presión de los neumáticos, siendo lo más recomendable atender las instrucciones del fabricante del vehículo. Tenga en cuenta que la presión de los neumáticos también varía en función de la carga del vehículo. Los neumáticos han de presentarse con un perfil regular, sin desgastes localizados “planos”, rozaduras o grietas y con un desgaste uniforme de la banda de rodadura el exceso de desgaste de los laterales de la banda de rodadura con respecto al centro o viceversa, es señal de llevar presiones incorrectas en los neumáticos. Así mismo deben presentar su dibujo en la banda de rodadura con una profundidad mínima de 1,6 milímetros. Para saber si sus ruedas guardan al menos esa medida puede observar los testigos de desgaste. Éstos consisten en unas protuberancias ubicadas en los surcos centrales del neumático, que cuando el neumático está nuevo, están por debajo del nivel de la banda de rodadura y cuando se igualan con la misma, significa que al neumático le queda una profundidad de dibujo de 1,6 mm. Recuerde que rodar con neumáticos por debajo de estas condiciones supone una infracción de tráfico. Si al acelerar y alcanzar una velocidad determinada nota una vibración en la parte delantera del coche, especialmente en el volante, que aparece en el entorno de los 90 Km./ hora y desaparece una vez superado un intervalo de velocidades, debe llevar su coche a revisión para revisar el contrapesado de las ruedas. Si a su vehículo le cuesta mantener una trayectoria recta, o bien observa un desgaste anormal en los neumáticos, probablemente necesite una operación de alineado de dirección. No se olvide de su neumático de repuesto, sea del tipo que sea, consérvelo en el mismo estado de buena conservación que el resto. SI ha tenido un pinchazo y ha usado la rueda de repuesto, es conveniente revisar esta en el primer taller que pueda, verificando si es correcto el par de apriete de sus tornillos. No olvide que los neumáticos son el único elemento que nos une a la carretera y por tanto su estado es vital para una conducción segura.

  • Frenos y Amortiguadores:
    Es fundamental mantener siempre la eficacia de los frenos. En ello le puede ir la vida. Tenga en cuenta que normalmente la pérdida de eficacia de los frenos es lenta y paulatina, alargándose la distancia de frenado sin que el conductor se percate de ello. La frenada puede perder eficacia básicamente por:

    1.- Desgaste de las pastillas de frenos La duración de las pastillas de freno varía mucho con el tipo de conducción. Consulte con un especialista Observe en las llantas de su automóvil si hay una acumulación excesiva del polvo fino de color negro que se produce en las frenadas. Puede advertirle de un desgaste excesivo de las pastillas de freno. Tenga en cuenta que no todos los coches llevan testigos en los cuadros de mandos para avisarle del desgaste de las pastillas de freno.

    2.- Excesivo desgaste o deterioro de los discos Rodar con las pastillas de freno muy desgastadas puede producir daños irreversibles en los discos de freno de su automóvil y obligar a su cambio. Si detecta ruidos o rozamientos al aplicar el freno, lleve de inmediato su coche a revisión. Si al pisar el pedal del freno su coche vibra y la vibración desaparece al dejar de presionar el pedal del freno, es un síntoma del deterioro de sus discos y debe también llevar de inmediato su coche a revisión.

    3.- Bajo nivel del líquido de frenos Si tiene acceso al depósito del líquido de frenos, puede observar en el mismo si el nivel del circuito está por encima del mínimo o no. De no ser así, puede Ud. mismo rellenarlo. En este caso cerciórese de que la especificación del líquido de frenos que repone se corresponde con el que ya lleva su automóvil. Si no tiene acceso o no desea hacerlo por su cuenta, lleve su coche al taller, donde pondrán el circuito de frenado a punto con una breve operación de mantenimiento.

    4.- Desgaste de los amortiguadores Los amortiguadores son un elemento esencial de confort y de seguridad de su automóvil. Una automóvil con los amortiguadores desgastados genera mayor fatiga en el conductor y en los ocupantes, pero además genera mayor inestabilidad y un alargamiento importante en la distancia de frenada. Consulte la vida útil de los amortiguadores de su vehículo – suele estar entre los 80.000 y los 100.000 Km, dependiendo del uso que se le dé al vehículo - y a la menor duda consulte con un especialista su estado de conservación.

  • Mantenga en las mejores condiciones también su freno de mano. Si nota que el recorrido de la palanca del freno de mano ha aumentado o cualquier otro síntoma de ineficacia del freno de mano, lleve su vehículo a revisar, normalmente su puesta a punto no requiere más que una operación sencilla que se realiza en unos escasos minutos.
  • Agua del limpia parabrisas y lava faros: No olvide reponer con frecuencia el agua del limpia parabrisas así como el de los lava-faros, en su caso, y de rellenarlos antes de cualquier viaje largo. Puede usar algún producto detergente suave para reforzar la capacidad de limpieza del agua.
  • Colocación del equipaje: El equipaje debe ir colocado en el automóvil de forma que no dificulte de ninguna manera la visibilidad del conductor. No colocar nunca objetos en la bandeja posterior del vehículo y en general no llevar objetos pesados sueltos en el interior del coche: en caso de colisión, pueden actuar como proyectiles y provocar lesiones adicionales a los ocupantes. Para el equipaje que no quepa en el maletero se recomienda el uso de bacas con caja de forma aerodinámica, para minimizar el incremento del consumo. Cerciórese de que este bien instalada con las tuercas de sujeción correctamente apretadas (ojo con los excesos) Como norma general la carga no sobresaldrá de la proyección en planta del vehículo. Sin embargo para el transporte de bicicletas está recomendado el transportín exterior trasero, en cuyo caso deberá instalarlo correctamente respetando la identificación de la matrícula, faros y pilotos, etc.
  • Observancia de las normas: Debe tener a disposición toda la documentación necesaria para circular: permiso de conducción, permiso de circulación del automóvil, impuesto de circulación. Le recordamos que ya no es obligatorio el justificante del seguro del automóvil, pero si recomendable.

Tenga así mismo a mano el seguro de asistencia en carretera por si se produjera algún accidente, avería u otro tipo de percance que le obligara a llamar. Son OBLIGATORIOS los chalecos reflectantes y los triángulos señalizadores, ambos homologados. Recuerde que cualquier ocupante debe bajarse del coche con el chaleco ya puesto. Es IMPRESCINDIBLE tener la ITV realizada, en su caso. Norma de la ITV para turismos: A partir de los 4 años de la primera matriculación: revisión cada 2 años. A partir de los 10 años: revisión anual. Circular sin pasar la ITV puede suponer una multa de hasta 1.500 euros Norma de la ITV para motos: A partir de los 5 años de la primera matriculación: revisión cada 2 años.

El conductor

El conductor debe ser consciente de la responsabilidad que tiene sobre su propia vida, la de sus acompañantes y la de las demás personas que circulan.

  • Como norma general, el conductor del vehículo, antes de emprender el viaje, debe estar en condiciones saludables, tanto física como psíquicamente, evitando conducir en estados de stress, angustia, etc. y en situaciones de cansancio, para lo cual debe realizar paradas, como mucho cada 2 horas o cada 200 kilómetros. La fatiga disminuye los reflejos.
  • El consumo de alcohol, drogas u otras sustancias que puedan mermar las condiciones físicas y psíquicas del conductor debe ser CERO. Nuestra propia responsabilidad sobre nuestros actos al volante debe estar por encima de la obligación legal, manteniéndonos por debajo de la tasa de alcoholemia permitida. Alcohol y drogas disminuyen la capacidad de conducción: visión inadecuada, error en el cálculo de distancias y reducción de la reacción ante imprevistos.
  • Atención al consumo de medicamentos que pueden tener una incidencia sobre la conducción: analgésicos, barbitúricos, y tranquilizantes provocan falta de concentración, disminución de la atención y mareos; psicofármacos, antihistamínicos y anticonvulsionantes provocan sueño y cansancio. Es imprescindible leer el prospecto de los medicamentos para conocer su grado de influencia al volante y consultar al farmacéutico.
  • Utilizar siempre el cinturón de seguridad.
  • NO a la distracción: NO a fumar, NO a ser el responsable de poner música o entretener a los niños, NO al teléfono móvil cuyo uso multiplica por diez el riesgo de accidente. Distraerse unos segundos puede ser mortal.
  • Los motoristas deben: Usar obligatoria e inexcusable el casco, tanto por parte del conductor como por el acompañante, tanto en carretera como en áreas urbanas. Utilizar cascos homologados que están sujetos a normas específicas para una mejor protección de cabeza y cuello y respetan el campo visual del usuario. El casco debe llevarse siempre bien colocado y sujeto con sus cierres de seguridad. La talla del casco debe ser la adecuada al tamaño de la cabeza. Los usuarios de gafas deben comprobar que el casco les permite un buen ajuste de las mismas. Tener en cuenta también las consecuencias económicas de no llevar casco en caso de accidente: pueden disminuir las indemnizaciones por daños corporales, fijadas en las pólizas de seguros. Usar protectores, guantes y vestido apropiado, dado que su uso, en caso de accidente, disminuye hasta un 73% la gravedad de las lesiones: abrasiones, heridas, fracturas y, sobre todo, traumatismos craneales y lesiones medulares.
  • El conductor debe MANTENER SIEMPRE LA DISTANCIA DE SEGURIDAD. Hay fenómenos meteorológicos adversos como la lluvia, que nos obligará a doblar la distancia de seguridad y la niebla, que nos obligará a tomar precauciones extremas en cuanto a distancia de seguridad y velocidad, en función de la visibilidad. En situaciones de sol intenso la utilización de gafas de sol homologadas, reducen sensiblemente el cansancio y sobre todo el deslumbramiento. Y hay situaciones del tráfico que nos obligan a poner especial atención como las retenciones y atascos. La conducción nocturna acentúa algunos riesgos como son la falta de visibilidad, la dificultad en la apreciación de las distancias y la posibilidad de deslumbramientos por parte fundamentalmente de otros conductores, pero no exclusivamente.
  • Extremar la prudencia en general en las vías y carreteras de un solo carril por sentido, respetando los límites de velocidad y prestar especial atención a los adelantamientos. Extremar así mismo la prudencia en la travesía y circulación por poblaciones, situación de pasos de peatones o peatones caminando por la calzada, colegios, centros comerciales y zonas de alta densidad de población, así como a la presencia de bicicletas, tanto en zonas urbanas como en vías interurbanas.

Los ocupantes

  • El correcto uso de las medidas de seguridad en el interior del vehículo está demostrando su eficacia a la hora de reducir las consecuencias de los accidentes, especialmente los sistemas de RETENCIÓN OBLIGATORIOS:
    • Todos los ocupantes deben llevar puesto siempre el cinturón de seguridad.
    • Los niños menores de doce años o que no alcancen los 1,35 metros de estatura:
      • Deben viajar SIEMPRE con sistemas de retención infantil homologado. Éstos pueden evitar hasta un 75% de las lesiones.
      • No podrán viajar en los asientos delanteros salvo que cuenten con un sistema de retención adecuado.
      • En los vehículos con airbag, está prohibido usar un dispositivo de retención orientado hacia atrás salvo que se desactive el airbag. Entre 1,35 y 1,50 metros pueden utilizar indistintamente el cinturón o un sistema de retención adecuado a su talla y peso.
  • Los animales deben ocupar un espacio independiente y aislado de las personas, especialmente del conductor y deben ir convenientemente sujetos con los cinturones de seguridad, si van en jaulas o transportines, estos deben ir también convenientemente sujetos.
  • En los trayectos más largos procure llevar las ventanillas elevadas, usando el aire acondicionado o la calefacción siempre a temperaturas suaves, si es posible sin grandes contrastes con el exterior.

Conducta ante un accidente en carretera

En caso de toparse con algún incidente en la carretera, Cruz Roja recomienda seguir siempre la Conducta PAS: Proteger, Avisar, Socorrer. Se trata de un esquema de actuación claro y sencillo basado en tres actuaciones clave:

  • Proteger el lugar del accidente. Es primordial. Evita que se produzca un nuevo accidente.
  • Avisar a los servicios de emergencia. Llamar al 112 (teléfono único de emergencia) e informar de la gravedad del accidente. Así podrán enviar los recursos más adecuados.
  • Socorrer a la víctima. Es el último paso. Además de una obligación moral, es una exigencia que se recoge, tanto en el Código Penal, como en el Reglamento de Circulación.

En general se trata de Respetar TODAS las normas de circulación. Son OBLIGATORIAS para todos y su incumplimiento puede tener consecuencias muy negativas.

Consejos para motoristas

APCAS recomienda:

  • El uso indiscutible del casco tanto por el conductor como por el acompañante, en carretera y en áreas urbanas en donde, por desgracia, se levanta la guardia.
  • Utilizar cascos homologados puesto que están sujetos a normas específicas para proteger cabeza y cuello y respetar el campo visual del usuario.
  • Es fundamental que sea de una talla adecuada al tamaño de la cabeza y llevarlo siempre sujeto con el cierre de seguridad.
  • El casco protege el cráneo, el cerebro, la cara, la columna cervical y los ojos de las muchas partículas que flotan en el aire.
  • Las personas que llevan gafas deben comprobar que el casco les permite un buen ajuste de las mismas.
  • Use ropa adecuada que evite en la medida de lo posible que se produzcan quemaduras y erosiones en la piel en caso de accidente.

Y finalmente tenga en cuenta que no usar el casco:

  • Deja desprotegidas partes vitales como el cráneo, el cerebro, la cara y la columna cervical, produciéndose 10 veces más lesiones y fracturas.
  • Disminuyen las indemnizaciones por daños corporales fijadas en las pólizas de seguros.
Cómo contactar
  (34) 91 598 62 50
  (34) 91 535 44 80
  info@apcas.es
  apcas
  APCASperitos
  @apcas_asoc
  Mapa situación
Solicitar información
Contenidos web

  Asociación

  Asóciate

  Formación

  Consumidor

  Notícias

  Pericia

  Empleo

  XT50

  TTP

Actualidad

Política de privacidad | Aviso Legal | Cláusula de consentimiento informado | Politica de cookies | ¿Necesitas ayuda?

APCAS 2016